La PGR llega a la mitad del sexenio con 6 de 7 metas sin cumplir

En el último año bajaron casi 30% las órdenes de aprehensión cumplidas y disminuyó 18% la eficiencia en averiguaciones consignadas.


 

La Procuraduría General de la República (PGR) llegó a la mitad de este sexenio sin haber cumplido aún con 6 de las 7 metas que se fijaron en el Plan Nacional de Desarrollo para fortalecer el sistema de justicia federal en México, y además, con un repunte en la incidencia de delitos federales entre ellos el tráfico de drogas.

 

A lo anterior se suman investigaciones de alto impacto que la Procuraduría no ha podido finiquitar como la desaparición de los normalistas en Iguala o la fuga de “El Chapo”, y recientemente la muerte de civiles en Tanhuato. Otros casos de plano se han caídocomo el del supuesto atentado contra los Monreal, y hay juicios sin mayor avancecomo el de Elba Esther Gordillo.

 

La efectividad en el cumplimiento de órdenes de aprehensión de la procuraduría en el último año ha caído casi 30 por ciento y las consignaciones bajaron 18 por ciento.

 

El Tercer Informe de Gobierno, en su anexo estadístico correspondiente al eje denominado México en Paz, presentó los avances en el cumplimiento de los indicadores que se fijaron como parte del Programa Nacional de Procuración de Justicia 2013 – 2018 correspondiente al Plan Nacional de Desarrollo.

 

En total son siete indicadores establecidos por el gobierno federal con metas específicas para cumplir de los cuales, al corte de mitad de este sexenio, sólo se ha finiquitado uno: el relacionado con el porcentaje de consignaciones que terminan en proceso, es decir de las averiguaciones que se mandan ante el juez y que derivan en un juicio en contra de las personas que hayan sido responsabilizadas por el Ministerio Público Federal.

 

Se estableció como objetivo un 63 por ciento de consignaciones que terminan en proceso y el reporte hasta el corte de julio era de un 73 por ciento, es decir, se superó la meta planteada.

 

En cuatro indicadores más los datos confirman que aún no se logra el objetivo. Entre ellos destaca el del cumplimiento de órdenes de aprehensión giradas por jueces cuyo objetivo es de 37.4 por ciento de efectividad pero el balance al cierre del tercer informe es de apenas 19.7 por ciento.

 

Otra meta que no se ha conseguido es la del tiempo de integración de las averiguaciones previas que no debe sobrepasar los 200 días pero actualmente a la PGR le toma 279 días trabajar un expediente, es decir, casi 80 días por encima del objetivo.

 

Tampoco se han alcanzado las metas fijadas en cuanto al porcentaje de casos que devuelven los jueces por fallas en la investigación ni el del porcentaje de sentencias condenatorias obtenidas.

 

Otros dos indicadores aparecen sin datos actualizados hasta el 2015 por tanto tampoco pueden darse por cumplidos. Uno es el relacionado con la implementación del nuevo sistema penal acusatorio a nivel federal. Aunque el cuadro no incluye un dato actualizado el propio presidente Enrique Peña Nieto dijo que hay ocho estados en donde funciona el nuevo sistema de justicia a nivel federal, es decir, faltan más del 60 por ciento de las entidades.

 

Cabe señalar que este indicador, por obligación constitucional, debe finiquitarse a más tardar en junio del 2016. El plazo fue de ocho años y queda menos de uno.

 

Falta también el dato actualizado respecto al nivel de confianza ciudadana en las instituciones de procuración de justicia pero en el dato reportado hasta el año pasado, la PGR aún se encontraba cinco puntos por debajo de cumplir con ese objetivo.

 

Con información de Animal Político

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima